Ministerio de Ciencia e Innovación IEO
Qué hacemos?
Share

Un estudio liderado por el IEO revela los factores que hacen de las aguas de las islas Baleares el lugar predilecto del atún rojo para desovar

Larva de atún rojo

Foto: Centre Oceanogràfic de Balears-IEO

Download press release in English version

Científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han publicado recientemente en la revista Progress in Oceanography los resultados de un ambicioso proyecto que comenzó en 2001 y que ha desvelado cuáles son los motivos que llevan tanto al atún rojo como a otros túnidos a elegir el mar Balear como lugar predilecto para reproducirse.

Durante casi 10 años un equipo de investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO), liderado por el investigador del Centro Oceanográfico de Baleares Francisco Alemany, ha llevado a cabo un proyecto para caracterizar el hábitat de puesta del atún rojo y de otros túnidos en las aguas de las islas Baleares y, recientemente, han publicado una primera síntesis de resultados en la revista Progress in Oceanography.

Este trabajo es el resultado del análisis de la información obtenida durante cinco campañas oceanográficas desarrolladas durante la época de puesta de esta emblemática especie en aguas del archipiélago Balear. En cada una de esas campañas se cubrieron unas 200 estaciones de muestreo distribuidas regularmente por todo el mar Balear, realizando en todas ellas perfiles hidrográficos, toma de muestras de agua para la determinación de los parámetros físico-químicos a distintas profundidades, y diversos tipos de pescas de plancton, dirigidas unas al muestreo de las fracciones más pequeñas (micro y mesozooplancton) y otras ya orientadas a la captura de larvas de túnidos.

La inmensa cantidad de datos disponibles, tanto relativos a parámetros ambientales como los derivados del laborioso proceso de análisis de esas muestras planctónicas, han permitido no sólo confirmar que las islas Baleares constituyen una de las principales áreas de puesta del atún rojo y del resto de grandes pelágicos que habitan en el mar Mediterráneo, sino conocer los factores que condicionan la distribución espacial de las zonas concretas de desove, e incluso determinar en qué medida diversos parámetros ambientales, como la temperatura, influyen en el crecimiento y por tanto en las posibilidades de supervivencia de las larvas. Durante las campañas se han identificado larvas de todas las especies de túnidos citadas en el Mediterráneo: atún rojo (Thunnus thynnus), albacora (Thunnus alalunga), melva (Auxis rochei), bacoreta (Euthynnus alleteratus), bonito (Sarda sarda) e incluso el tropical listado (Katsuwonus pelamys).

Al analizar la distribución espacial de larvas de atún rojo en relación a las condiciones hidrográficas imperantes cada año, se ha observado una mayor concentración en las zonas de confluencia de las aguas superficiales menos salinas de reciente origen Atlántico, que alcanzan las islas Baleares desde el mar de Alborán, y las residentes mediterráneas. De este modo las zonas de interacción entre aguas atlánticas y mediterráneas en el mar Balear reúnen las condiciones físico-químicas idóneas para que las larvas se desarrollen con éxito.

El análisis de la proporción entre ADN y ARN y del crecimiento diario de las larvas mostraron una mejor condición y mayores tasas de crecimiento durante el año más cálido de la serie. Este hecho podría constituir la causa última de la relación entre periodos cálidos y mayores abundancias del stock señalada por diversos autores.

Gracias a esta información de base que los equipos de investigación del IEO han recopilado y analizado, se está procediendo a la elaboración de diversos modelos que permitirán conocer, en tiempo casi real, la distribución más probable de las zonas de puesta en función del escenario hidrográfico de cada año y también estimar la supervivencia de las sucesivas cohortes anuales, las tendencias del stock reproductor e incluso predecir la posible evolución en hipotéticos escenarios climáticos futuros. Para esta nueva fase del proyecto se está contando con la colaboración de expertos de otras instituciones como la Universidad de Bergen (Noruega), el Instituto Nacional de Investigación Atmosférica y Oceánica de EE.UU. (NOAA), diversas universidades de este país e instituciones españolas como el CSIC, etc.

Para más información, consulta el artículo en nuestra web

Share

Investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y de la Direcció General de Pesca del Govern de les Illes Balears han publicado en la revista Deep-Sea Research un estudio sobre el ciclo de vida de dos especies de calamar de aguas profundas. Estas dos especies de cefalópodos, pertenecientes al género Histioteuthis, habitan la mayor parte de los océanos mundiales, y sin embargo hasta la fecha los conocimientos sobre estas especies eran muy escasos.

Histioteuthis reversa

Foto: Asvin Pérez-Centre Oceanogràfic de les Balears

Antoni Quetglas, Aina de Mesa y Francesc Ordines, investigadores del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO, junto con Amàlia Grau de la Dirección General de Pesca del Gobierno de las Islas Baleares han estudiado el ciclo de vida de dos calamares de aguas profundas y los resultados se han publicado recientemente en la prestigiosa revista Deep-Sea Research.

Los investigadores han estudiado en aguas del Mediterráneo tanto la especie Histioteuthis reversa como Histioteuthis bonnellii. Ambas especies de calamar, viven a profundidades superiores a los 500 metros, y, como adaptaciones a la oscuridad reinante en dichos fondos, estas especies se caracterizan por poseer ojos desproporcionadamente grandes y el cuerpo repleto de órganos bioluminiscentes.

A pesar de su amplia distribución geográfica los conocimientos que se poseían actualmente a nivel mundial eran muy escasos debido a la dificultad de capturarlos en aguas tan profundas.

La mayor parte de la información disponible hasta la fecha procedía del análisis de los contenidos estomacales de sus depredadores, principalmente cetáceos, pinnípedos y aves marinas. Si bien dichos análisis indicaban que estos calamares eran abundantes en la mayoría de océanos mundiales, los pocos datos procedentes directamente de individuos recién capturados y en buen estado de conservación hacían difícil un estudio integral de su ciclo vital.

Para conseguir un número suficiente de individuos, los investigadores han tenido que recolectar durante varios años los escasos ejemplares que se han ido capturando en innumerables campañas oceanográficas y salidas al mar en embarcaciones comerciales.

El artículo publicado, que se ha realizado a partir de muestras recolectadas en el Mediterráneo Occidental, recoge diferentes aspectos de la biología de ambas especies como su distribución geográfica y espacial, estructura poblacional, maduración sexual y reproducción, así como el estudio de la dieta a partir del análisis de contenidos estomacales. Las investigaciones indican que estas especies migran hacia aguas más profundas a medida que avanza su crecimiento. De hecho, la reproducción tendría lugar únicamente a profundidades superiores a los 800 metros, puesto que ésta es la mayor profundidad prospectada y no se ha encontrado ni un solo ejemplar sexualmente maduro. Posteriormente, sin embargo, las hembras maduras subirían de nuevo a la superficie para realizar la puesta y dejar la dispersión de las larvas a merced de las corrientes marinas.

En los contenidos estomacales se han encontrado diferentes tipos de presas pertenecientes a tres grupos taxonómicos principales: crustáceos, cefalópodos y peces. Los peces fueron, con diferencia, la presa principal en ambas especies, seguido de los crustáceos, mientras que los cefalópodos se encontraron sólo ocasionalmente. Las presas identificadas pertenecen mayoritariamente a especies que realizan migraciones diarias desde el fondo, donde pasan el día, a la superficie, donde se alimentan de noche, lo que indicaría que los calamares persiguen a sus presas en estos movimientos diarios.

Para más información, consulta el artículo en nuestra web

Más artículos...

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

146