Ministerio de Ciencia e Innovación IEO
Qué hacemos?
Share

El IEO continúa con la monitorización ambiental del Mediterráneo

Durante más de 20 días, los científicos recorrerán todo el litoral desde Algeciras a Barcelona, incluyendo las Islas Baleares, a bordo del buque Ramón Margalef

Esta campaña, que se repite trimestralmente desde hace 30 años, contribuye a la serie histórica de datos que permite analizar los efectos del cambio global en el Mediterráneo

El IEO continúa con la monitorización ambiental del Mediterráneo
Roseta oceanográfica lista para muestrear a bordo del Ramón Margalef y con la sierra malagueña de Tejeda al fondo. Foto: Francisco Corregidor (IEO)

El pasado jueves 7 de enero comenzó en Málaga la primera campaña del año 2021 de los programas de monitorización medioambiental RADMED y ESMARES que, durante 22 días, recorrerá el litoral mediterráneo español a bordo del buque oceanográfico Ramón Margalef. El equipo científico, perteneciente a los centros oceanográficos de Málaga y Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO), realizará un muestreo multidisciplinar de las variables físicas, químicas y biológicas para continuar así con la monitorización ambiental del Mediterráneo que permite evaluar su estado ambiental y los efectos del cambio global en sus ecosistemas.

Málaga, lunes 11 de enero de 2021. Desde el pasado jueves 7 de enero y hasta el próximo 29, investigadores de los centros oceanográficos de Baleares y Málaga del IEO llevarán a cabo una campaña oceanográfica, de carácter claramente multidisciplinar, en el marco de los programas de seguimiento RADMED y ESMARES.

El área por cubrir es muy amplia, por lo que para optimizar los medios disponibles se realizarán 17 secciones, cubriendo plataforma y talud en puntos estratégicos de la costa, así como otros en la zona de los canales de las Islas Baleares y el golfo de Valencia.

Durante dichas secciones, el buque se posiciona en una serie de estaciones fijas donde los científicos realizan un muestreo sistemático y rutinario midiendo distintas variables físicas, químicas y biológicas como la temperatura, la salinidad, el oxígeno disuelto, la clorofila, los nutrientes o la composición y abundancia de fitoplancton y zooplancton. Las muestras se toman a distinta profundidad, llegando en algunos casos a estaciones tan profundas como las de Cabrera o Mahón, que superan los 2.500 metros.

Además, en el marco del programa ESMARES, se obtienen datos y muestras que permiten estimar el estado de los indicadores de eutrofización definidos en los programas de seguimiento de las Estrategias Marinas en las Demarcaciones del mar de Alborán y el Estrecho y la Levantino-Balear. El muestreo se lleva a cabo en las áreas de seguimiento seleccionadas en función del análisis de riesgo previamente realizado.

Los trabajos realizados en el marco de los programas RADMED y ESMARES permiten también dar respuesta a las obligaciones derivadas de la Directiva Marco sobre Estrategia Marina de la Unión Europea (Directiva 2008/56/CE), cuyo objetivo es garantizar el Buen Estado Ambiental de los mares y sus ecosistemas a través de una serie de indicadores que reflejen potenciales efectos antropogénicos sobre el medio marino.

Rosa Balbín, coordinadora del programa de seguimiento RADMED, señala que “este seguimiento nos permite implementar nuestros bancos de datos, caracterizar el estado ambiental del mar, generar series temporales, establecer climatologías oceánicas, estudiar oscilaciones, tendencias, anomalías y su relación con el calentamiento global y el cambio climático. Con estos datos disponemos de información veraz del medio marino pudiendo asesorar a las administraciones sobre la correcta gestión de los efectos antropogénicos y del cambio climático”.

El programa RADMED, financiado por el IEO y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) y en el que participa un equipo científico de los centros oceanográfico de Baleares y Málaga del Grupo Mediterráneo de Cambio Climático (GMCC), se viene realizando de forma periódica desde 2007, fruto de la fusión de diversos proyectos, alguno de los cuales comenzaron en 1992. Este programa ha permitido obtener una serie histórica de datos de casi 30 años con la que es posible evaluar el estado de salud del Mediterráneo y los efectos del cambio global en sus ecosistemas.

Los muestreos ESMARES, que se vienen realizando desde 2010 por el Grupo de Investigación ECOALBORAN, están financiados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico por vía del encargo “Asesoramiento científico técnico para la protección del medio marino: Evaluación y seguimiento de las Estrategias Marinas, Seguimiento de los espacios marinos protegidos de competencia estatal (2018-2021)”, encomendado al IEO. Estos muestreos han contribuido a las evaluaciones del estado de eutrofización del litoral mediterráneo realizadas en 2012 y 2019 para dar cumplimiento a la Directiva 2008/56/CE, así como a los requerimientos del Convenio de Barcelona para la protección del Mediterráneo.

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) es un organismo público de investigación (OPI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, dedicado a la investigación en ciencias del mar, especialmente en lo relacionado con el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino. El IEO representa a España en la mayoría de los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos. Cuenta con nueve centros oceanográficos costeros, cinco plantas de experimentación de cultivos marinos, 12 estaciones mareográficas, una estación receptora de imágenes de satélites y una flota compuesta por seis buques oceanográficos, entre los que destaca el Ramón Margalef y el Ángeles Alvariño. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y, en particular, el Programa Operativo de I+D+i por y para el Servicio de las Empresas (Fondo Tecnológico), participa en la cofinanciación de los buques Ramón Margalef, Ángeles Alvariño y Francisco de Paula Navarro, así como en el Vehículo de Observación Remota (ROV) Liropus 2000.

Logo Ministerio de Ciencia e Innovación     Logo FEDER
Share

El vidrio y los plásticos son las basuras marinas más frecuentes en el Mar Balear

El IEO investiga la abundancia de basuras en el lecho marino y su ingesta por especies de fondo

Identificar las áreas más expuestas a la polución por plásticos es de suma importancia a la hora de desarrollar planes de conservación y gestión de ecosistemas marinos

El vidrio y los plásticos son las basuras marinas más frecuentes en el Mar Balear
Basuras marinas en el medio marino del Mar Balear. © IMPACT@SEA (COB-IEO)

Investigadoras del Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han analizado diferentes aspectos relacionados con la presencia de basura marina en áreas del Mar Balear expuestas a presiones antropogénicas: como los factores que determinan la distribución de los plásticos presentes en el fondo marino o la ingesta de microplásticos por especies de fondo y los efectos fisiológicos asociados.

Palma, miércoles 23 de diciembre. Estos estudios, realizados en los últimos cinco años, forman parte de una tesis doctoral defendida con éxito el pasado mes de noviembre por Carme Alomar en la Universitat de les Illes Balears (UIB) y desarrollada íntegramente en el Centro Oceanográfico de Baleares del IEO bajo la dirección de las investigadoras Salud Deudero y Beatriz Guijarro.

La investigación desarrollada se inició abordando la problemática de la basura marina a escala global en la cuenca del Mar Mediterráneo, revisando las áreas más afectadas y determinando la ingesta de plásticos en especies marinas así como la colonización y dispersión de especies asociadas a los plásticos marinos. Una vez establecida esta visión general, el estudio se centró en la cuantificación y caracterización de las basuras marinas en las Islas Baleares. De este modo se analizaron los factores que determinan la distribución de los plásticos en áreas más expuestas a actividades humanas en esta zona del Mediterráneo occidental. El nexo entre la ingesta de plásticos en especies con diferentes niveles tróficos (peces, tiburones y rayas, cefalópodos y crustáceos) y la abundancia de plásticos depositados en el fondo marino se ha analizó de manera simultánea en el área de estudio.

Además, se estudió mediante biomarcadores la incidencia de microplásticos en el sistema digestivo de dos especies de fondo de interés comercial como el salmonete (Mullus surmuletus) y la pintarroja bocanegra (Galeus melastomus).

Los resultados ponen en evidencia la presencia de basuras marinas en la plataforma continental y el talud del Mar Balear. Tras el vidrio, los plásticos son la segunda fracción de basuras marinas más abundantes, con un valor medio aproximado en peso de 3 kg/km2. Además, se ha demostrado que la distribución de éstos viene determinada por factores geográficos como el área de estudio, la distancia a la costa y la profundidad.

La ingesta de microplásticos en el 45% de las especies estudiadas, así como la presencia de plásticos en las mismas áreas, evidencia la relación entre estos dos indicadores de basura marina. Así mismo, el hecho de que la ingesta de microplásticos por el salmonete es mayor que en la pintarroja bocanegra, probablemente está asociado a las diferencias en la abundancia de plásticos con la profundidad por lo que estas especies pueden ser indicadoras de la presencia de plásticos en el área de estudio. Finalmente, se demostró que el uso de biomarcadores puede ser efectivo para el estudio de la respuesta fisiológica de los peces a la ingesta de microplásticos, ya que se ha visto que aquellos individuos que ingieren plásticos presentan una mayor actividad enzimática, concretamente de la glutatión S-transferasa (GST).

“Estos resultados aportan información valiosa para la gestión pesquera y ambiental a escala local, aunque podrían extrapolarse a escala regional y global debido a la presencia ubicua de la basura marina”, explica Carme Alomar. “La identificación de áreas más expuestas a la polución por plásticos como el noroeste y suroeste de Mallorca podría tenerse en consideración y contemplarse a la hora de desarrollar planes de conservación y gestión en el área de estudio”, añade Alomar.

Referencia bibliográfica: Alomar, C., 2020. Plastic litter in seafloor habitats of the Balearic Islands and its implications for marine species. PhD Thesis, Universitat de les Illes Balears, 202 pp.

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) es un organismo público de investigación (OPI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, dedicado a la investigación en ciencias del mar, especialmente en lo relacionado con el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino. El IEO representa a España en la mayoría de los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos. Cuenta con nueve centros oceanográficos costeros, cinco plantas de experimentación de cultivos marinos, 12 estaciones mareográficas, una estación receptora de imágenes de satélites y una flota compuesta por seis buques oceanográficos, entre los que destaca el Ramón Margalef y el Ángeles Alvariño. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y, en particular, el Programa Operativo de I+D+i por y para el Servicio de las Empresas (Fondo Tecnológico), participa en la cofinanciación de los buques Ramón Margalef, Ángeles Alvariño y Francisco de Paula Navarro, así como en el Vehículo de Observación Remota (ROV) Liropus 2000.

Logo Ministerio de Ciencia e Innovación     Logo FEDER

Más artículos...

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Inicio
Prev
1