Ministerio de Economía, Industria y Competitividad IEO
Qué hacemos?
Share

El olor del agua modifica el comportamiento de los peces

Científicos del IEO han liderado un trabajo que supone la primera descripción del uso del olfato ante distintos estímulos químicos en una especie mediterránea

El olor del agua modifica el comportamiento de los peces
Foto del aparato y el pez utilizado en el experimento. Foto: Adam Gouraguine (COB-IEO)

Científicos del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO, en colaboración con el Laboratori d'Investigacions Marines i Aqüicultura (LIMIA) del Govern de les Illes Balears y el Institut Mediterrani d'Estudis Avançats (CSIC-UIB IMEDEA), han realizado un novedoso experimento en el que han observado el comportamiento de juveniles de tordo (Symphodus ocellatus), un pez muy abundante en aguas costeras del Mediterráneo, ante diferentes estímulos olfativos.

Este trabajo, publicado en la revista Journal of Experimental Marine Biology and Ecology, supone la primera descripción del uso de quimio-receptores en una especie mediterránea en la selección de masas de agua en función del olor que desprenden.

En total se testaron las respuestas de los peces frente a cinco masas de agua con distintos olores: un agua control sin olor, un agua con olor a Posidonia oceanica, otra con aroma a algas, agua con fragancia a depredador y una última con olor a ejemplares de la misma especie.

Aunque los peces no demostraron preferencias claras por ninguna masa de agua en cuanto al tiempo que permanecían en cada una de ellas, sí que se observaron diferencias claras en su comportamiento. Los peces se movían más rápido y con movimientos más bruscos en las masas de agua que contenían información química del hábitat de Posidonia oceanica, algas y depredador y más despacio en el agua que contenía la información química de los individuos de la misma especie.

"Es posible que los olores de Posidonia, algas y depredador provocaran un comportamiento más activo, relacionado con la búsqueda de la comida y la huida del depredador, respectivamente", explica Adam Gouraguine, investigador predoctoral de la Universidad de Essex en el Centro Oceanográfico de Baleares del IEO y primer autor del trabajo. "En el caso del agua con la información química de la misma especie, es posible que los individuos se sintieran más tranquilos mostrando un movimiento más lento", añade el científico.

Para llevar a cabo el experimento se ha utilizado un sistema de selección de flujo que tiene la capacidad de hacer pasar hacia un compartimento de dimensiones reducidas dos masas de agua de diferentes propiedades químicas sin que éstas se mezclen. El aparato utilizado en el experimento de selección de masas de agua está equipado con una cámara de vídeo que permite garbar y seguir el movimiento del pez dentro del compartimento de selección. El análisis consistió en testar las respuestas de cada pez dentro del compartimento tanto en el tiempo residencial en cada masa de agua, como en la velocidad y el número de movimientos bruscos.

Existen numerosos estudios sobre la detección olfativa de los compuestos químicos por parte de diferentes especies de peces, pero todavía no está clara la importancia que tiene la detección olfativa de estos compuestos en la selección de hábitats en el medio marino.

Este trabajo supone una contribución significativa al estudio de la selección de masas de agua por parte de peces, ya que aporta una nueva metodología de análisis. Aparte del análisis convencional que se basa en el tiempo pasado en cada masa de agua como el indicador principal de la preferencia, en este estudio también se analizaron las velocidades y el número de movimientos bruscos de cada pez. De este modo los científicos han podido demostrar que los juveniles de Symphodus ocellatus son capaces de detectar y reaccionar frente la información química presente en el mar, aunque la respuesta de comportamiento es compleja y no se refleja solo en los tiempos residenciales, tal como se ha visto en los estudios previos de las especies tropicales.

"Por lo tanto, es imprescindible incluir el análisis de velocidad en los futuros estudios con el fin de estudiar la selección del hábitat utilizando este tipo de metodología", concluye Gouraguine.

El experimento dispone de un vídeo grabado por Carlos Díaz del LIMIA y coautor del estudio, que muestra cómo funciona el experimento y cómo las masas de agua se mantienen sin mezclarse https://goo.gl/dZI0mX

Referencia bibliográfica: Gouraguine, A., Díaz-Gil, C., Reñones, O., Otegui, D.S., Palmer, M., Hinz, H., Catalán, I.A., Smith, D.J., Moranta, J., 2017. Behavioural response to detection of chemical stimuli of predation, feeding and schooling in a temperate juvenile fish. J. Exp. Mar. Bio. Ecol. 486, 140–147.

Share

Investigadores del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO finalizan la primera fase de un estudio para el asesoramiento científico de la pesquería de langosta en Menorca

Gracias a este trabajo, en el futuro los científicos esperan poder realizar predicciones de las capturas de langosta a 3-4 años vista

Investigadores del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO finalizan la primera fase de un estudio para el asesoramiento científico de la pesquería de langosta en Menorca
Diferentes trabajos realizados durante las campañas. Foto: COB-IEO

Investigadores del Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han llevado a cabo durante todo el verano varias campañas en Menorca con el objetivo de estudiar la pesquería de la langosta roja (Palinurus elephas) y su ecología larvaria a fin de proporcionar asesoramiento científico para su gestión.

Estas campañas, realizadas a bordo del buque oceanográfico del IEO Francisco de Paula Navarro y a bordo de pesqueros de la flota artesanal, han tenido como objetivo, por un lado, la instalación de tres estaciones de colectores de larvas en fondos de Menorca y, por otro, evaluar los costes y beneficios de reducir el tiempo de calada de las redes de trasmallo dirigidas a la langosta.

En primer lugar, con la instalación de los colectores, que consisten en estructuras artificiales de hormigón con refugios apropiados para que se asienten las larvas de langosta, los científicos calcularán el índice de asentamiento larvario anual e iniciarán una serie temporal con la que, en el futuro, se podrán realizar predicciones de capturas de langosta a 3-4 años vista, un recurso de gran importancia para la flota artesanal de Menorca.

La capacidad predictiva de las futuras capturas permitirá a la administración poder recomendar, a partir de una base científica, la actividad pesquera con el fin de hacer sostenible el recurso, de modo que la pesquería no sufra un colapso.

Por otra parte, los experimentos de tiempo de calada tienen como objetivo mejorar el patrón de explotación de la especie reduciendo la captura de especies no deseadas, además de minimizar las pérdidas económicas de especies de interés comercial que se descomponen al estar más de 24 horas retenidas en la red.

Estas campañas se enmarcan dentro del proyecto MENLAN, dirigido por la investigadora del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO Raquel Goñi, y el convenio de colaboración suscrito entre el Consell Insular de Menorca, a través de la Agencia Menorca Reserva de la Biosfera, la Conselleria d'Innovació, Recerca i Turisme del Govern de les Illes Balears y el Instituto Español de Oceanografía para dar soporte a las actividades que lleva a cabo el IEO en la Estación de Investigación "Jaume Ferrer" para el estudio de la pesquería de la langosta roja en Menorca.

El objetivo de MENLAN es contribuir a sentar las bases para aplicar una gestión adaptativa de la pesquería de la langosta en Menorca, la especie más emblemática y económicamente rentable de la isla.

Los trabajos se han llevado a cabo por el personal científico del Centro Oceanográfico de Baleares. Por un lado, David Díaz y Anabel Muñoz a bordo del buque oceanográfico del IEO y, por otro, Sandra Mallol a bordo de buques pesqueros comerciales con puerto base en Ciutadella y Fornells.

Más artículos...

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Inicio
Prev
1