Ministerio de Ciencia e Innovación IEO
Noticias El COB realiza una campaña INTEMARES del reclutamiento larvario de la nacra en el Mar Menor
Share

El Centro Oceanográfico de Baleares (COB) del Instituto Español de Oceanografía (IEO) organiza una nueva campaña de investigación del reclutamiento larvario de la nacra en el Mar Menor y litoral mediterráneo

Equipo científico :: Foto: COB-IEO

Desde el próximo 2 al 15 de octubre de 2020, seis científicos del Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía, llevarán a cabo la campaña MENOR_PINNA_1020 a bordo del buque “POSIDONIA SEGUNDO” del Centro Oceanográfico de Murcia.

Dicha campaña está enmarcada en el marco del proyecto INTEMARES C1.1, y durante estas dos semanas el equipo investigador procederá a retirar los 47 colectores larvarios instalados en junio de 2020 en la laguna del Mar Menor y en litoral adyacente del Mar Mediterráneo. El objetivo de dichos colectores larvarios es evaluar la existencia/éxito del reclutamiento larvario de la nacra como indicador indirecto de la presencia de adultos reproductores en el medio, así como para evaluar el potencial natural de recuperación de las poblaciones.

Un equipo de investigación del Instituto Español de Oceanografía constató que el Mar Menor es uno de los reductos de la nacra en el litoral mediterráneo español. Fue una de las principales conclusiones extraídas de la duodécima campaña del LIFE INTEMARES, que finalizó en junio de 2020. Este molusco endémico del Mediterráneo ha sufrido eventos de mortalidad masiva causados por un parásito nuevo para la ciencia, que ha llevado a la especie a una situación crítica.

Durante la campaña, se evaluó el estado de las poblaciones de nacra en cuatro zonas de la laguna que contaban con individuos vivos en 2019. Los censos en estas zonas revelan la permanencia de nacras vivas, así como un aumento en la salinidad de las aguas, que podría estar actuando como un escudo protector frente al patógeno.

Con el objetivo de reforzar las poblaciones existentes,se instalaron colectores de larvas por toda la laguna con el fin de recolectar semilla de nacra para proceder a su engorde y reintroducción en la laguna.

La labor de evaluación de la nacra en el Mar Menor también se desarrolla en el marco de las acciones de seguimiento asociadas a las Estrategias Marinas en España. En concreto, el equipo del centro oceanográfico de Baleares del IEO ha instalado colectores larvarios en Cabo de Palos e Isla Grosa, en Murcia, para evaluar el potencial de autorrecuperación de la especie en la demarcación levantino-balear, entre otras actuaciones.

Con la información obtenida, se seguirán poniendo en marcha medidas para salvaguardar esta especie declarada en situación crítica en junio de 2019 por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, siempre en colaboración con organismos de investigación y otras administraciones nacionales y regionales.

La nacra (Pinna nobilis), especie única en el Mediterráneo, vive principalmente en las praderas de Posidonia oceánica, donde encuentra el hábitat óptimo para anclarse al fondo, camuflarse ante los posibles depredadores y protegerse de las corrientes marinas. En la laguna del Mar Menor habita en sustratos arenosos al tratarse de una zona con menos corrientes. Desafortunadamente, desde 2016 esta especie se ha visto afectada por la propagación en el Mediterráneo de un protozoo de origen desconocido que destruye las células de su aparato digestivo, provocando su muerte por inanición.

Gestión eficaz de los espacios protegidos

La información obtenida en esta campaña se analizará y procesará de forma posterior en el laboratorio. La identificación de hábitats y especies de alto valor ecológico contribuirá a mejorar el conocimiento de esta zona para su posible declaración como Lugar de Interés Comunitario (LIC) de la Red Natura 2000, la mayor red de espacios protegidos del mundo.

El LIFE INTEMARES avanza hacia un mejor conocimiento de las áreas marinas protegidas, con el objetivo de lograr una gestión eficaz de los espacios marinos de la Red Natura 2000.

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico coordina este proyecto integrado, en el que participan como socios la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del propio ministerio, el IEO, CEPESCA, SEO/BirdLife y WWF-España. Cuenta con la contribución financiera del programa LIFE de la Unión Europea, entre otras fuentes de financiación.