Share

Claudet, J., Osenberg, C., Domenici, P., Badalamenti, F., Milazzo, M., Falcón, J., Bertocci, I., Benedetti-Cecchi, L., García-Charton, J., Goñi, R., Borg, J., Forcada, A., de Lucia, G., Pérez-Ruzafa, A., Afonso, P., Brito, A., Guala, I., Diréach, L., Sanchez-Jerez, P., Somerfield, P., and Planes, S. (2010). Marine reserves: Fish life history and ecological traits matter. Ecological Applications, 20 (3), 830-839 DOI: 10.1890/08-2131.1

Un nuevo estudio publicado en la revista Ecological Applications demuestra que las áreas marinas protegidas (AMPs) cerradas a la pesca afectan de manera diferente a distintas especies de peces. Estudios anteriores habían demostrado que no todos los peces respondían positivamente a la protección en AMPs y este estudio indica que los beneficios de la conservación dependen en parte de sus características vitales y ecológicas. Durante las últimas dos décadas la presión por crear AMPs ha ido en aumento; a pesar de ello la fracción de área marina cerrada a la pesca es muy pequeña. Desde entonces se han llevado a cabo muchos proyectos de investigación en AMPs encaminados a determinar los beneficios ecológicos de las mismas, encontrando que generalmente la diversidad biológica es mayor en su interior, y que los peces y grandes invertebrados explotados tienen mayor talla y son más abundantes en las AMPs.

En este nuevo estudio, J. Claudet junto con veinte investigadores europeos, entre ellos R. Goñi del IEO-COB, examinaron 40 series de datos de hasta 33 años de duración obtenidos en 12 AMPs. Los datos cuantifican la diferencia de abundancia entre las AMPs y fondos explotados comparables, categorizando las especies según sus características vitales y ecológicas. Como era de esperar, los investigadores encontraron que las especies objetivo eran generalmente más abundantes en el interior de las AMPs, con los peces de gran talla que no forman cardúmenes permanentes mostrando las respuestas más fuertes. Entre los resultados inesperados destacan la falta o debilidad de la respuesta de algunas especies no objetivo de la pesca pero que son capturadas como bycatch. Lógicamente, las especies no explotadas generalmente no respondieron al cese de la pesca en las AMPs. Sin embargo se observaron respuestas positivas significativas en especies de movilidad amplia para las que se había postulado que las AMPs no serían efectivas. Para explicar este resultado, los autores sugieren que especies de amplia movilidad pueden preferir permanecer en AMPs donde encuentran mejores hábitats y más presas. Este estudio confirma que las AMPs no deben ser consideradas panaceas que ofrecen protección a todas las especies por igual, sino como herramientas de gestión y conservación más efectivas para unas especies que para otras.