Share

images

Cuantifican por primera vez la biomasa que se exporta desde una reserva marina a las áreas de pesca adyacentes

Más de dos toneladas de langosta del área protegida quedan expuestas en los caladeros adyacentes cada año, un diez por ciento de la captura total.

Los investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO), en colaboración con científicos de la Universidad de Washington y la Universidad de Michigan, han publicado este mes en la prestigiosa revista Marine Ecology Progress Series un trabajo en el que se cuantifica por primera vez el número de ejemplares y la biomasa que emigra anualmente desde un área marina protegida hacia los caladeros adyacentes.

Los investigadores Raquel Goñi, Sandra Mallol y David Díaz del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO, en colaboración con Ray Hilborn de la Universidad de Washington y Sara Adlerstein de la Universidad de Michigan, han publicado este mes en la prestigiosa revista Marine Ecology Progress Series un artículo titulado “Net contribution of spillover from a marine reserve to fishery catches”.

Este artículo, fruto de un estudio de marcado y recaptura de langostas llevado a cabo por el IEO durante más de 10 años, en el marco de las actividades de investigación de los efectos de la protección en la reserva marina de las Islas Columbretes, encomendadas por la SGM, ha permitido por primera vez cuantificar la exportación de biomasa desde la zona protegida hacia los caladeros adyacentes.

Con estos datos, se ha podido estimar que el 7% de la población de langosta que se encuentra en el interior de la reserva marina queda expuesta a la explotación en las zonas de pesca adyacentes. Esta exportación de biomasa (denominada spillover) compensa la pérdida de área explotada debido a la protección, fruto de la creación de la reserva, y produce unos beneficios netos en los caladeros adyacentes del 10% de la captura total en peso. Esto supone una media anual de más de dos toneladas de langosta que repercute directamente sobre la flota artesanal que faena en los caladeros adyacentes.