Share

El Centro Oceanográfico de Baleares del IEO acoge el primer taller del proyecto de ciencia ciudadana SECOSTA cuyo objetivo es evaluar los impactos ambientales y socioeconómicos del cambio climático sobre las islas europeas y proponer estrategias de mitigación.

Presentación del proyecto SECOSTA y taller en el Centro oceanográfico de Baleares del IEO :: Foto: Govern de les Illes Balears

El pasado viernes el director del Centro Oceanográfico de Baleares, Antoni Quetglas, y el responsable del proyecto, el investigador científico del IEO, Gabriel Jordà presentaron en el salón de actos del Centro la iniciativa SECOSTA, un proyecto de ciencia ciudadana a través del cual 22 centros de educación secundaria de las Islas Baleares contribuirán al proyecto europeo SOCLIMPACT.

SECOSTA es un proyecto de ciencia ciudadana en el que participa la Universidad de las Islas Baleares y el Instituto Español de Oceanografía con la colaboración de la Consellería d'Educació i Universitat del Govern de les Illes Balears. El objetivo del proyecto es el de evaluar los impactos ambientales y socioeconómicos del cambio climático sobre las islas europeas y proponer estrategias de mitigación.

En el acto participó el director general d’Innovació i Comunitat Educativa, Jaume Ribas, que destacó en la presentación que la colaboración surgió ante la necesidad del Instituto Español de Oceanografía de ampliar el monitoreo de las zonas de playa de las Islas Baleares. Por parte de la Conselleria se pensó que era un elemento importante para los alumnos, ya que podrán ver y sentirse partícipes de un proyecto científico y que al mismo tiempo servirá para empezar a concienciar a los alumnos de los posibles efectos del cambio climático".

Por su parte, el director del Centro Oceanográfico de Baleares, Antoni Quetglas, destacó que "una vez finalice el curso los alumnos habrán hecho de pequeños científicos. Ya que harán recogida de datos en el mar, los profesores les explicarán la parte teórica, y después, una vez recogidas las muestras, harán análisis de los datos y elaboración de un resultado, que al final es lo que hacen los científicos".

El papel de los 22 centros de educación secundaria de las Islas Baleares será el de construir aparatos de medida y recoger datos sobre el perfil de las playas de Baleares, con el fin de poder estimar cómo les afectará el cambio climático.

La Conselleria d'Educació i Universitat destinará a este proyecto una convocatoria de ayudas de 15.000 euros a repartir entre todos los centros participantes.

El proyecto SECOSTA

La Universidad de las Islas Baleares (UIB) a través del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) y el Centro Oceanográfico de Baleares del IEO participan en un proyecto europeo de investigación llamado SOCLIMPACT. Este proyecto tiene como objetivo evaluar los impactos ambientales y socioeconómicos del cambio climático sobre las islas europeas y proponer estrategias de mitigación. En este contexto, la UIB-IMEDEA, y el COB-IEO, en colaboración de la Consejería de Educación y Universidad, ha desarrollado un proyecto de ciencia ciudadana que implicará a los alumnos de secundaria, bachillerato y ciclos formativos. Los objetivos de este proyecto persiguen implicar a los alumnos en la conservación y mejora del medio ambiente; desarrollar un sistema de monitorización de la topografía y la batimetría de las playas y analizar cómo el cambio climático y la subida del nivel del mar afectarán a las playas de Baleares.