Share

Durante la primera quincena de febrero se está llevando a cabo en la Reserva Marina de Masía Blanca la primera campaña correspondiente al año 2010. La reserva marina de Masía Blanca se estableció en el año 1999 y está situada frente a las playas de Coma-ruga, en el término municipal del Vendrell. Se creó con la finalidad de favorecer la recuperación de las especies y evitar el deterioro de las mismas en beneficio de los pescadores de la zona. Es una reserva controvertida respecto a su efectividad para proteger los recursos pesqueros, debido a su pequeño tamaño y cercanía a la costa.

El proyecto ERMASIA nació en el año 2002 asociado a la creación de la reserva y es el resultado de un convenio entre el Instituto Español de Oceanografía y la Secretaría General del Mar (SGM) y su objetivo general es el estudio del “efecto reserva” en las poblaciones de las principales especies de interés pesquero dentro de la reserva.

En el presente año, este objetivo general se abordará con la caracterización de los cambios estacionales en estas poblaciones en el interior de la reserva. A lo largo de la primera quincena de febrero el grupo de investigación RESMARE (Reservas Marinas y Ecología Litoral) del Centro Oceanográfico de Baleares llevará a cabo la primera de estas campañas. El estudio de la comunidad íctica se realizará por medio de censos visuales en inmersión entre 5 y 10 metros de profundidad y se censaran aquellas especies de peces vulnerables a las medidas de gestión adoptadas en la reserva marina Masía Blanca. Se estudiarán tres localidades con distinto nivel de gestión para poder estimar si las medidas de protección establecidas tienen influencia sobre la dinámica poblacional de las especies objetivo y en cada una de ellas se estudiarán dos tipos de hábitats diferentes.

La campaña se realizará a bordo de la embarcación de la SGM “Silvia Primera” y con la colaboración de la guardería de la reserva y en ella participarán las investigadoras del Centre Oceanogràfic de les Balears, Elisa Roldán y Cristina Alonso.